Google+ Followers

sábado, 21 de febrero de 2015

Expulsión y Desasociación....¡Cómo cambian las cosas!


Este es material sacado del indice de publicaciones en relación al tema de la expulsión y del trato de familiares , hay algunos muy interesantes.


***(Atalaya) w91 15/4 pág. 22 Imite la misericordia de Dios hoy ***
Si en un hogar cristiano hubiera un familiar expulsado, este todavía formaría parte de los tratos y actividades normales y cotidianos de la casa. Esto pudiera incluir que estuviera presente cuando la familia como tal considera información espiritual. (Véase La Atalaya del 15 de noviembre de 1988, páginas 19, 20.)

***(Mantengase en el amor de Dios,editado 2008)  lv pág. 208 Cómo tratar a un expulsado ***
¿Y si el expulsado es un familiar? La lealtad a Jehová pudiera verse sometida a prueba cuando hay de por medio lazos de sangre. En esas circunstancias, ¿cómo hay que tratar al expulsado? Aunque no es posible abarcar todas las situaciones, nos centraremos en dos casos básicos.
A veces el expulsado vive con su familia inmediata. Dado que la expulsión no rompe los lazos de sangre, los familiares no tienen objeción a que siga relacionándose con ellos e interviniendo en las actividades cotidianas del hogar. Sin embargo, por lealtad a Jehová, no pueden confraternizar espiritualmente con el pecador, ya que este ha decidido romper el vínculo cristiano que los unía. Quizás le dejen estar en el estudio de familia, pero sin participar. Ahora bien, si es un menor, los padres pueden darle lecciones bíblicas, pues siguen siendo responsables de su enseñanza y disciplina (Proverbios 6:20-22; 29:17).

*** w88 15/4 pág. 28 párrs. 13-15 Disciplina que puede dar fruto pacífico ***
13 Cortar o separar a alguien de la congregación cristiana no envuelve muerte inmediata, y por eso los vínculos familiares continúan. Así, si se expulsa de la congregación a cierto hombre, o si este se ha desasociado de la congregación, todavía pudiera ser que viviera en su hogar con su esposa cristiana y sus hijos fieles. El respeto a los juicios de Dios y al proceder que ha tomado la congregación hará que la esposa y los hijos reconozcan que ese hombre, por su proceder, ha alterado el vínculo espiritual que existía entre ellos. Sin embargo, puesto que el que él haya sido expulsado no pone fin a sus vínculos consanguíneos ni a su relación matrimonial, los afectos y tratos familiares que son cosa normal pueden continuar.
14 La situación es diferente si el expulsado o desasociado es un pariente que vive fuera del círculo familiar y el hogar inmediatos. Pudiera ser posible eliminar casi todo contacto con tal pariente. Aun cuando hubiera ciertos asuntos de familia que exigieran comunicación, ciertamente esto se mantendría al mínimo, en armonía con el principio divino: “Cesen de mezclarse en la compañía de cualquiera que, llamándose hermano, sea fornicador, o persona dominada por la avidez [o culpable de otro pecado craso], [...] ni siquiera coman con tal hombre”. (1 Corintios 5:11.)
15 Se comprende que esto quizás sea difícil debido a las emociones y los vínculos del parentesco, tales como el amor de los abuelos a sus nietos. Sin embargo, esta es una prueba de lealtad a Dios, como lo declara la hermana cuyas palabras se citan en la página 26. Cualquiera que siente la tristeza y el dolor que ha causado así el pariente expulsado puede recibir consuelo y estímulo del ejemplo que dieron algunos parientes de Coré. (Salmo 84:10-12.)

*** w13 15/1 págs. 15-16 párrs. 16-19 No permita que nada lo aleje de Jehová ***
6 El vínculo entre padres e hijos es tan fuerte que Jehová lo ha utilizado para ilustrar el amor que él mismo siente por su pueblo (Is. 49:15). Por tanto, cuando un familiar nuestro abandona a Jehová, es normal sentirse profundamente apenado. Una hermana cuya hija fue expulsada dijo: “Quedé destrozada. Me preguntaba por qué mi hija había dejado a Jehová. No podía dejar de culparme a mí misma”.
17 Si ese es su caso, Jehová sabe lo que usted está sufriendo. Él también “se sintió herido en el corazón” cuando el primer miembro de su familia humana y la mayoría de la gente que vivió antes del Diluvio se rebelaron contra él (Gén. 6:5, 6). Quienes no han pasado por eso tal vez no comprendan lo amargo que puede ser. Ahora bien, no sería prudente permitir que el mal rumbo que ha tomado un familiar expulsado lo aleje a usted de Jehová. ¿Qué le ayudará a sobrellevar ese intenso dolor?
18 No se eche la culpa por lo que haya ocurrido. Jehová nos ha dado a todos la oportunidad de decidir si queremos servirle, y cada miembro dedicado y bautizado de la familia debe llevar “su propia carga de responsabilidad” (Gál. 6:5). En realidad, Jehová pide cuentas al pecador por sus actos, no a usted (Ezeq. 18:20). Tampoco caiga en la trampa de culpar a otros. Más bien, respete el sistema que Jehová ha establecido para disciplinar a sus siervos. Opóngase al Diablo, no a los pastores que protegen a la congregación (1 Ped. 5:8, 9).
19 Por otra parte, si usted se enoja con Jehová, estará escogiendo un camino que lo alejará de él. Lo que su hijo necesita ver es que sus padres apoyan a Dios por encima de todo, incluidos los lazos de sangre. Así que para sobrellevar la situación, cuide su espiritualidad y no se aísle de sus fieles hermanos de la congregación (Prov. 18:1). Ábrale su corazón a Jehová (Sal. 62:7, 8). No busque excusas para mantenerse en contacto con un expulsado, por ejemplo mediante correo electrónico, teléfono o mensajes de texto (1 Cor. 5:11). Concéntrese en las actividades espirituales (1 Cor. 15:58). La hermana citada anteriormente dijo: “Sé que debo mantenerme ocupada sirviendo a Dios y estar firme en sentido espiritual. De ese modo, cuando mi hija regrese a Jehová, tendré fuerzas para ayudarla”.


En todo lo que se ha dicho en estas publicaciones se muestra que la persona expulsada AÚN puede seguir viviendo con sus parientes, juntos en casa, y hasta estar presente en el estudio de familia(con la salvedad de no dar comentarios ni mucho menos dirigirlo).Pero los lazos familiares continuaran siendo los mismos, las responsabilidades siguen siendo las mismas,¿no?.El cariño, el amor, el interés por la salud y bienestar físico no se han perdido.Lo único que se ha acabado es la compañía espiritual.Así pues debe continuar el padre seguir criando a sus hijos con todo lo que se espera de él como padre o madre.El esposo o esposa aún debe dar su amor, atención y cuidados que como matrimonio debe prevalecer.Si existian antes de formar parte de la congregación, ¿porque debe ser diferente ahora que no lo son uno de ellos?Y su sus padres aun viven ya ancianos con ellos.¿No priman sus deberes de hijos de velar por ellos, en todo lo que necesiten para vivir?



En todo esto pues no se ve que en la practica se lleve a cabo.Muchos toman a rajatabla la información de que "No busque excusas para mantenerse en contacto con un expulsado, por ejemplo mediante correo electrónico, teléfono o mensajes de texto (1 Cor. 5:11). " para cortar todo,todo el trato.

Me hace recordar  esto que acontece en la película  tonto más tonto 2....como un hijo esta alehado de sus padres y después de 20 años no ha ido a visitarlos.
Vea el extracto

Resultado de imagen para padres ancianos
eso es lo que muchos han hecho al seguir los dictados, no de su conciencia, sino los de la organización que los dirige, siendo por lo tanto  cortos de cariño natural ...
(2 Timoteo 3:3) . . .sin tener cariño natural. 




Actualización 2016:

En las asambleas regionales del año 2016 se da un discurso o conferencia ,en el cual se resalta la obligatoriedad de denunciar a aquellos hermanos inactivos de quienes se enteren que estén pecando gravemente.
¿Que pecados caen en es categoría ?

Fornicacion,adulterio, y toda la lista que según el manual de los anciano pueden llevar a formar un comité judicial.Entre estos están los que disienten de la doctrina oficial.