Google+ Followers

domingo, 3 de junio de 2018

Una historia como cualquier otra.

Es de no extrañar que se cierren los oídos .Una experiencia reciente entre dos amigos que después de muchos años de no verse se reencuentran en las redes sociales,deja entrever que la humanidad ,ese sentido de ser humanos, de aprecio por ser el ser que eres no por la etiqueta que te cuelgas del cuello no caracteriza a muchos ...